Nuestro Blog

Íntimo! - Único! - Sentido! - Ecológico!

Diferencia entre duelo y luto

Diferencia entre el duelo y el luto

Confundir el duelo y el luto es muy habitual. Estas dos palabras a pesar de estar ambas relacionadas con la pérdida de un ser querido, no significan lo mismo y responden a procesos de origen y motivación muy diferentes.

El duelo

El duelo es un proceso emocional que cada individuo vive de forma distinta. El equilibrio de nuestras emociones se rompe ante la muerte de un ser querido y es entonces cuando aparece el dolor por la pérdida. Por ello debemos afrontar un proceso de adaptación, que nos enseñe a vivir sin la presencia física de nuestro ser querido y ser capaces de encarar el presente, de nuevo con alegría, sin por ello tener que renunciar a los recuerdos y a los lazos afectivos que nos unían.

Cada persona vive el proceso de duelo de forma distinta y también su duración es personal y diferente en cada caso. El periodo de duelo, viene marcado por diversos factores, como el vínculo con la persona fallecida, el apoyo recibido por parte de su entorno o la propia naturaleza del doliente. También el duelo se manifiesta de formas diversas dependiendo de cada individuo. Tristeza y apatía son los síntomas físicos más comunes, pero también hay quien sufre la falta de sueño o de apetito, o la pérdida o aumento de peso.

El duelo también puede conllevar cambios en nuestra forma de ser o en nuestras decisiones del día a día. Ante la pérdida de un familiar o ser querido, hay quien renuncia a su fe, se hace un tatuaje o decide realizar cambios drásticos en su vida, como cambiar de trabajo, realizar un viaje etc.

Por tanto, el duelo es un recorrido emocional que realizamos cuando perdemos a alguien y que, aunque en ciertos momentos compartimos con nuestro entorno, es de carácter privado y personal.

El luto

A diferencia del duelo, es luto tiene más que ver con la conducta y las normas sociales, que con las emociones. El objetivo del luto es mostrar respeto a la memoria del fallecido y la forma de demostrarlo cambia totalmente dependiendo de cada cultura o sociedad.

En la cultura occidental, las ropas oscuras, los crespones, las banderas a media asta o las flores, son símbolos de luto, que en distintas situaciones sirven para estandarizar las muestras de respeto hacia los familiares del fallecido.

En España el luto está representado por la vestimenta de color oscuro, falta de adornos y en muchos casos el no asistir a actos sociales.

Como muchas otras tradiciones, el luto y sus costumbres están desapareciendo poco a poco con las nuevas generaciones, que permiten sobre llevar el dolor de forma más natural y menos rígida. Cada vez está socialmente más aceptado que no se cumplan las normas del luto. A nadie sorprende que el negro ya no predomine en los funerales o que se transmita el pésame de forma natural, sin utilizar las frases estereotipadas que todos conocemos como “Le acompaño en el sentimiento”.

Existe también el luto oficial o institucional, que es el que decretan las instituciones cuando hay un fallecimiento trágico o que afecta a la ciudadanía, ya sea por una catástrofe, muerte violenta, o bien la muerte natural de un personaje público.

El duelo y el luto

Una vez distinguidos los dos conceptos, podemos aclarar que puede haber duelo sin luto y también luto sin duelo, puesto que podemos sufrir el dolor de una pérdida sin tener la obligación de seguir las costumbres sociales relacionadas con el fallecimiento y de la misma forma, podemos seguir las costumbres del luto, sin por ello estar sufriendo dicha pérdida de forma intensa.

Organizamos el acto de depositar las cenizas de tu ser querido bajo las olas del Mediterráneo

 
Íntimo! - Único! - Sentido! - Ecológico!