Nuestro Blog

Íntimo! - Único! - Sentido! - Ecológico!

gala-azul-cenizas-en-el-mar-declaracion-de-la-renta-de-un-difunto

¿Tributan los fallecidos en la declaración de la renta?

Puede parecer una pregunta fuera de lugar, pero, aunque parezca extraño o para muchos incluso de mal gusto, conservamos la obligación de realizar la declaración de la renta, aún después de nuestro fallecimiento, obligación que se traspasa a nuestros herederos, que no solo heredan nuestros bienes, sino también nuestras obligaciones.

¿Todos los fallecidos deben realizar la declaración de la renta?

No todos los fallecidos tienen la obligación de declarar, únicamente aquellos cuyas percepciones obtenidas, sobrepasen los límites establecidos en las normas del impuesto, aunque de todas formas es recomendable realizar un estudio previo para pre calcular la declaración, ya que en muchos casos, los que no están obligados a presentar renta, obtienen resultados favorables con derecho a devolución y por tanto en ese caso, a pesar de no tener obligación, es ventajoso para los herederos presentar la declaración. Hay que tener en cuenta que solo declararemos por el período que va des del 1 de enero hasta la fecha de fallecimiento.

¿Cómo se realiza la declaración?

Una vez tenemos confeccionada la declaración podemos encontrarnos con dos escenarios, que la declaración salga a pagar o que salga a devolver.

Si la declaración es a pagar podemos abonar la cantidad adeudada en efectivo, en cualquier entidad bancaria puesto que el difunto carecerá de cuenta bancaria para realizar el cargo.

Otro sistema es presentar la renta de forma telemática usando un código NRC. El código NRC debe solicitarse a una entidad bancaria, especificando los datos del modelo, el periodo, ejercicio, importe y código de cuenta. Una vez obtenido el código NRC, lo incluiremos en la declaración de la renta y la entidad bancaria se encargará de realizar el cargo en la cuenta que le hemos facilitado y de abonar el importe a la Agencia Tributaria.

El otro supuesto es que nos encontremos con una declaración con derecho a devolución, en ese caso, al igual que en el anterior no podemos facilitar una domiciliación bancaria a nombre del difunto, ya que nos exponemos a que Hacienda no efectué la devolución, al detectar que el titular es fallecido.

Por lo tanto, hay que comunicar a la Agencia Tributaria que somos los herederos legales del fallecido y por tanto tenemos derecho a reclamar su devolución.

Los herederos deben acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria y presentar DNI del difunto, certificado de defunción, libro de familia, últimas voluntades y testamento o escritura de aceptación de herencia, donde se acredite que son los legales herederos.

En caso de que la cantidad a devolver supere los 1.200 euros también deberán acreditar que han liquidado el impuesto de sucesiones. En algunos casos debe presentarse una liquidación complementaria para poder añadir a la liquidación el importe de la devolución.

Finalmente deberemos acreditar con un certificado bancario, la titularidad de la cuenta corriente donde vamos a solicitar la devolución. Si únicamente existe un heredero, este deberá ser titular de la cuenta, en caso de ser más de uno si en la cuenta no constan todos como titulares, aquellos que no consten deberán firmar autorizaciones al titular de la cuenta.

Es importante realizar todo el trámite correctamente, para evitar retrasos o inconvenientes en la devolución.

En caso de duda es importante ponerse en manos de profesionales para no incurrir en posibles infracciones tributarias.

Organizamos el acto de depositar las cenizas de tu ser querido bajo las olas del Mediterráneo

 
Íntimo! - Único! - Sentido! - Ecológico!